Pasantes de la Fray finalizaron su experiencia en LAC

Tras una enriquecedora experiencia para los alumnos y la empresa, Michael Calviño, Ismael Velázquez, Ezequiel Martínez y Alan Altamirano culminaron su pasantía en la sede de LAC de Colonia Caroya.

Durante dos meses, los cuatro alumnos de la escuela secundaria de Deán Funes, pertenecientes a las especialidades de electrónica y electromecánica, formaron parte de la empresa para adquirir habilidades y conocimientos vinculados al trabajo. Los pasantes se dedicaron a actividades del área de nuevas tecnologías, guiados por un instructor de LAC que trabajó en conjunto con un docente de la escuela.

Al culminar el período de aprendizaje, los tutores de los pasantes participaron de una reunión con el gerente general , Luis Carrizo y otras autoridades de la empresa para evaluar la experiencia. Además los alumnos recibieron el certificado correspondiente por su participación en la pasantía.

El gerente del área de Recursos Humanos, Alejandro Peludez, manifestó la satisfacción de la empresa con esta experiencia que permitió a los alumnos “conocer cómo funciona LAC por dentro y colaborar con proyectos de trabajo, aportando su granito de arena”. Además expresó que la pasantía abrió posibilidades de generar en un futuro, una relación de trabajo formal con los participantes. “La empresa está muy conforme con el compromiso de los chicos, quienes cumplieron con las expectativas del proyecto” agregó Peludez, y agradeció a cada joven por su participación.

Por otra parte, los alumnos también valoraron postivamente la experiencia y todos manifestaron su deseo de continuar estudios superiores e incorporarse al mercado laboral, ambas situaciones en las que su paso por LAC les resultará muy valioso.

“Las experiencias en las pasantías fueron lindas e inolvidables. Pudimos aprender a diario y me gusto muchísimo el proyecto en el que trabajamos y las tareas que realizamos  expresó Ezequiel Martínez, participante de la pasantía y agregó: ” A todos nos gustaría formar parte algún día de la empresa. Estamos muy agradecidos por todo lo recibido y especialmente, por el trato de LAC con nosotros”.

A su vez Alan Altamirano, otro pasante, también rescató que las pasantías fueron un espacio de aprendizaje no sólo respecto a lo técnico sino también sobre el funcionamiento del ambiente de trabajo. “Realmente nos llevamos mucho de este tiempo en la empresa” manifestó y agregó: “Gracias por la oportunidad y gracias por el trato que recibimos de todos en LAC”.

Así la pasantía resultó una instancia de encuentro, aprendizaje  y enriquecimiento mutuo para la empresa y el  I.P.E.T.Y.A N° 53 “ Fray Luis Beltrán.  Y es a partir de esta exitosa experiencia, que se prevé volver a repetir el proyecto el año próximo.

 

 

LAC1