Una nueva campaña de educación vial de LAC.

Se trata esta vez de las normativas para circular correctamente en rotondas, a partir de indicaciones señaladas por Vialidad Nacional y que se incluyen en la Ley de Tránsito 24.449.  El material informativo se entrega a nuestros más de 400 colaboradores, con el próximo cobro de haberes.

La solución de intersecciones a través de rotondas de distintos tamaños es cada vez más común en nuestras ciudades porque tiene varias ventajes, muy bien valoradas por las autoridades de tránsito y también por los automovilistas.

Las rotondas posibilitan un tránsito casi continuo y los vehículos están menos tiempo parados, consecuentemente disminuye la emisión de gases de combustión (anhídrido carbónico), principal componente del smog de las grandes ciudades. Además agrega otra opción, al permitir cambiar el sentido de circulación, facilitando el tránsito y evitando los embotellamientos.

Se ha demostrado que las rotondas bajan sustancialmente el porcentaje de accidentes, simplemente porque el conductor se ve obligado a reducir la velocidad al llegar a ella.

Otra ventaja que ofrece es que su perímetro interior se presta, para construir fuentes de agua, erigir monumentos y estatuas, canteros y jardines, instalar luces, etc., ornamentación que se puede incorporar al paisaje urbano, embelleciendo la ciudad.

El tema ahora es si sabemos circular por y a través de las rotondas; por estadísticas ya sabemos que en su gran mayoría los conductores no respetan el derecho de paso.  La costumbre, que marcha en contra de la ley, suele ser insertarse en la rotonda sin mayor criterio que el haber encontrado “un hueco”.

Sin embargo, la Ley de Tránsito (24.449) indica que su Artículo 43, muy claramente cómo se debe circular.

* Giros y rotondas: Para realizar un giro debe respetarse la señalización, y observar las siguientes reglas.

a) Advertir la maniobra con suficiente antelación, mediante la señal luminosa correspondiente, que se mantendrá hasta la salida de la encrucijada;

b) Circular desde treinta metros antes por el costado más próximo al giro a efectuar.

c) Reducir la velocidad paulatinamente, girando a una marcha moderada;

d) Reforzar con la señal manual cuando el giro se realice para ingresar en una vía de poca importancia o en un predio frentista;

e) Si se trata de una rotonda, la circulación a su alrededor será ininterrumpida sin detenciones y dejando la zona central no transitable de la misma, a la izquierda. Tiene prioridad de paso el que circula por ella sobre el que intenta ingresar debiendo cederla al que egresa, salvo señalización en contrario.

Para colaborar en el conocimiento y difusión de esta norma de circulación que debe aplicarse siempre, sin importar el tamaño de la rotonda, LAC Logística y Transporte generó una pieza gráfica (incluida en este nota) que se distribuye entre nuestros colaboradores de todo el país, junto a los recibos de sus haberes del mes de agosto.

Ellos se convertirán también en agentes de difusión, llevando esa información a sus hogares para reproducir sus contenidos y lograr así, que cada vez crezcan más los ciudadanos responsables con el cumplimiento de las normas viales.

 

ComVialRotondasP